6/7/11

Lugo alienta invasiones en busca de apoyo popular, aseguran

El abogado Mauro Barreto, asesor del consultado de Brasil en Alto Paraná, denunció que los policías tienen “orden superior” para no desalojar a los invasores de las tierras en Ñacunday. Acusó al presidente Lugo de apoyar las ocupaciones como medida desesperada en busca de votos para su reelección.

       Policías montan guardia frente a una de las propiedades ocupadas en Ñacunday.

“Sí, eso está corroborado”, manifestó Barreto al ser abordado respecto a la implicancia de Lugo en las invasiones en Ñacunday, Alto Paraná.

En conversación con ABC Digital, el profesional indicó que las pruebas constituyen la falta de cumplimiento de las órdenes de desalojo, la inacción de la Fiscalía y las declaraciones algunos jefes policiales de la zona, quienes aseguran que sólo reciben órdenes directas del presidente Lugo.

El subcomisario Lovera aseguró que por este motivo no despejan las tierras invadidas, indicó el abogado, quien mencionó que habría una grabación de la conversación entre él, los colonos afectados y el uniformado.

“Hay una orden superior. Es fácil deducir que hay algo”, insistió.

Con esta situación, el presidente Lugo busca adherentes para su campaña de reelección, refirió. “Deducimos que como ya no tiene ningún apoyo político de partidos tradicionales, está buscando el apoyo popular”, refirió.

Lamentó que el Gobierno dilate la solución del problema con planteamientos de mesas de diálogo.

INCERTIDUMBRE Y PREOCUPACIÓN

Los colonos afectados por las invasiones están desesperados porque sus tareas se encuentran interrumpidas por la crisis, refirió.

Comentó que los propietarios ya no saben dónde recurrir, debido a que agotaron instancias en el Poder Judicial.

Indicó que aguardarían hasta el 10 de julio a que el Gobierno tome una decisión y una postura clara. De lo contrario evaluarían despejar sus tierras por sus propios medios, agregó.

ARREAN A CAMPESINOS

Barreto señaló que constituyen un grupo reducido quienes encabezan las invasiones en Ñacunday. El número de ocupantes crece debido a que “hay un grupo que está pidiendo sumas a cambio de 25 hectáreas”, refirió.

Indicó que hay labriegos que permanecen en el sitio debido a la promesa de que la zona será otorgada a los invasores.

Suman alrededor de 100 las personas que reclaman unas 12.000 hectáreas de tierra, que -según ellos- son excedentes y no propiedad privada.

El abogado desmintió que exista excedente alguno en las propiedades de los colonos. Mencionó que se hicieron varias mensuras judiciales que avalan sus declaraciones.

El grupo invasor permanece en el sitio desde abril pasado con apoyo de José Ledesma, gobernador de San Pedro, y el senador Sixto Pereira, agregó. Fuente ABC. Color


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada