8/7/11

Califican como “mentira miserable” hablar de excedente en Ñacunday

El Dr. Rafael Filizzola calificó como una “mentira miserable” hablar de un excedente de tierras en Ñacunday. Confirmó que el día anterior a su destitución conversó con el presidente Fernando Lugo sobre posibles acciones ante la invasión. Aseguró que no existe ningún excedente de tierra y que el oportunismo político puede causar un serio golpe al país. Mencionó que recibió insistentes llamados de Sixto Pereira para evitar un eventual desalojo.


                                    Dr. Rafael Filizzola

Por espacio cercano a los tres años, el Dr. Rafael Filizzola ocupó el cargo de secretario de Estado, siendo titular del Ministerio del Interior.

El jueves 16 de junio, el presidente Fernando Lugo destituyó a Filizzola del gabinete, con el argumento de que se convirtió en enemigo político dada su  postura contraria a la reelección.

El día anterior, Filizzola mantuvo una reunión con Fernando Lugo ¿El tema? La ocupación de tierras en Ñacunday.

El Dr. Filizzola realizó una amplia explicación al presidente Lugo, con todos los detalles relacionados al caso. El titular del Poder Ejecutivo prometió respaldo y aceptó las acciones previstas para evitar confrontaciones.

El 20 de abril, supuestos campesinos sin tierra, provenientes de San Pedro, invadieron propiedades privadas en el sector de Ñacunday, Alto Paraná.

Los campesinos se instalaron en medio de cultivos, con el argumento de que las tierras eran un excedente fiscal, resultado de la falsedad de títulos de propiedad.

“Mentira miserable”

El Dr. Filizzola calificó como una “mentira miserable” la existencia de excedentes de tierra en la zona de Ñacunday.

“Se está engañando a la gente, es absoluta mentira. No existe ningún sobrante de tierra en la región. Es una mentira miserable que lanzan para llevar gente desde San Pedro”, aseguró.

La invasión tuvo lugar el 20 de abril y el asentamiento se denomina 18 de Octubre, en homenaje a parlamentario Sixto Pereira, del Partido Tekojoja, y José “Pakova” Ledesma, del Partido Liberal Radical, gobernador de San Pedro.

En aquel momento, el Ministerio del Interior envió a Ñacunday una dotación del Grupo Especial de Operaciones. “A partir de ese momento comenzaron los insistentes llamados telefónicos del senador Sixto Pereira, tratando de evitar un eventual desalojo. Una y otra vez aseguró que no era necesaria la intervención policial”, agregó el Dr. Filizzola.

Falso liderazgo campesino

Nuestro entrevistado descalificó a los supuestos líderes campesinos que están actuando en Ñacunday.

“Son dirigentes sociales falsos, no tienen trayectoria, son simples oportunistas al servicio de políticos con intereses estrictamente sectarios”, expresó.

Está convencido de que es un grupo minoritario. “Son pocos, pero apuestan a crear tensiones. Es la misma gente que intentó apropiarse de las tierras de Teixeira, que ahora está en Ñacunday”, dijo.

El resultado de esta situación es el fortalecimiento de liderazgos a base de engaños. “Mienten, arrastran a la gente sobre la base de mentiras. No aceptan un censo campesino, menos un catastro de la tierra porque quedará al descubierto que son una minoría”, aseveró.

Sin alternativa productiva

A modo de ejemplo señaló que no existe un modelo productivo alternativo al que se pretende destruir. “El país pasa por un buen momento económico y ahora se pretende destruir un modelo exitoso. Es seguro que necesita ajustes, para lograr una mejor distribución de sus beneficios, pero esto no se va a lograr por la vía de su destrucción”.

El problema radica, en su opinión, que no se plantea una alternativa de producción. “Se busca destruir por destruir y esta posibilidad se convierte en un riesgo”.

Terminó diciendo que la reforma agraria es una tarea pendiente. “Se tiene dinero suficiente, hay un marco jurídico adecuado, pero no se plantea ni siquiera un proyecto para discutir”. Fuente ABC. Color

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada