30/5/11

“Paraguay rape” reúne el arte nacional en Argentina


Bajo el título de “Paraguay Rape/Camino paraguayo” se encuentra habilitada en el Centro Cultural Recoleta, de Buenos Aires, Argentina, en la Sala 6 (Junín 1930) hasta el 12 de junio una exposición colectiva dedicada al arte de nuestro país y que tuvo a     Victoria Verlichak  como curadora.  

 Angel Yegros expone “Tekoha (El lugar del ser)”, en una muestra que se extenderá hasta el próximo 12 de junio.
 
Fueron seleccionados artistas como  Matilde Marín (Suite Villarrica), Luna Paiva (Paiva Paraná Paiva), Joaquín Sánchez (Jukyty, Campos de sal) y Angel Yegros Tekoha (el lugar del ser).    

La muestra “Paraguay rapé” (Camino paraguayo) se realiza en el marco de los festejos del Bicentenario del Paraguay y subraya los estrechos lazos afectivos, incluso filosóficos y lingüísticos, entre muchos paraguayos y argentinos. Presenta obras en video y fotografía que funden la historia del Paraguay y la historia personal de dos artistas argentinas con ascendencia paraguaya, Matilde Marín y Luna Paiva, y dos paraguayos, Joaquín Sánchez y Angel Yegros.   

“Paraguay rape” juega con la idea de “ir” hacia el origen de los cuatro artistas, y de “venir” a Buenos Aires a exhibir sus obras, como vinieron los conquistadores río abajo, desde Asunción, para fundar Buenos Aires. En ese ir y venir, río abajo y río arriba, acontecieron históricamente los intercambios políticos, económicos y culturales entre los dos países. En ese fluir, en el de la sangre, transcurren las historias personales de estos artistas de diferentes generaciones y diásporas (Yegros es el único que vive en Paraguay) que, en sus conmovedoras y penetrantes obras, reactivan imágenes del pasado y las rearticulan en el presente.   

En sus miradas hacia el Paraguay, Marín parte del recuerdo de sus tatarabuelos para deshilvanar con maestría historias de novela, y Paiva alude al desarraigo suyo y de su padre, cita y celebra su obra, creando bellísimos paisajes infinitos. Sánchez acude al silencio para transmitir lo inenarrable, utilizando diestramente el lenguaje cinematográfico, y Yegros se sirve de un tono íntimo para explorar con sensibilidad el espacio, personal y comunitario, real y mítico, del país.   

Todo el texto anterior corresponde  a  Victoria Verlichak, publicado en el catálogo del Centro Cultural Recoleta, en este mes de  mayo 2011 y que reúne además imágenes de las obras que son exhibidas en una exposición que permanecerá abierta hasta el 12 de junio. Fuente ABC. Color

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada