23/5/11

El León de tu Bandera


Hoy quiero decirte que estoy podrido de escuchar tus mismas quejas y lloriqueos desde hace doscientos años, que si los españoles nos conquistaron, que si la triple alianza nos quebró, que si los gringos nos invadieron, que si Alfredo Stroessner fue un dictador y Juan Carlos Wasmosy un ladrón.



Quiero decirte que estoy harto de tus inútiles manifestaciones donde no logras nada y solo perjudicas a los demás, que estoy cansado de que siempre queres vivir del Gobierno y que éste te mantenga, te baje precios, te dé luz, agua y tierra, todo lo quieres en la boca. Ah, pero eso sí, te fascina colgarte de la luz con tu "ganchito" para no pagarla, disfrutas robarte el cable a tu vecino, darle coimas a los policías y te encanta evadir impuestos.

Estoy agobiado de tu frasecita “la tierra es de quien la trabaja” ¿Para qué? De todas formas acabas emigrando al otro lado del océano donde la tierra no es de quien la trabaja. Allá la tierra le pertenece a quien tiene el capital para trabajarla, pero eso es algo que vos, en tu ignorancia nunca vas a entender.

Gente como los judíos y los coreanos que vienen igual de jodidos que vos se ponen a trabajar juntos, no pisándose unos a otros, vienen a hacer negocios, no a humillarse ellos mismos haciendo el trabajo sucio que tú no quisieras hacer.

Decís que los paraguayos somos machos porque les hacemos el trabajo pesado a los gringos, españoles, argentinos, y que ellos son haraganes, yo creo más bien que son muy inteligentes.

¿Cuántos paraguayos han llegado a ser empresarios en Estados Unidos, España y otros países?
Muy pocos, solo aquellos que superan todos los obstáculos, se preparan y se esfuerzan al máximo.

¿Por qué la gente de otros países tiene fama de comerciantes, de empresarios o hasta de usureros?.
¿Y nosotros? Tenemos fama de carpinteros, plomeros y jardineros. ¿Te valoras tan poco que no crees ser capaz de tener un empleo de otro nivel? Los árabes y asiáticos llegan a este país muchas veces igual que tú, sin hablar el idioma ni conocer a nadie y terminan por lo menos siendo dueños de sus propios negocios.

Estoy reventado de que te sientas orgulloso de tu ITAIPU creyendo que la energía es tuya si la electricidad la traes del extranjero. Estoy realmente cansado de ver como te haces la victima para todo y entre más jodido estés, en vez de pelear para salir del hoyo más te haces la víctima y el ofendido.

Otra cosita, ¿En serio crees que la situación y futuro del país esta en manos de quien lo gobierne? me tenes podrido con eso, por eso no avanzamos porque PARAGUAY SOS VOS, no el gobierno.

Ni los incompetentes liberales, ni los mentirosos oviedistas, ni los ladrones colorados, harán que tu vida sea mejor, ninguno de estos políticos será un buen gobierno para nuestro país, quienes mejor pueden sacarlo adelante son ustedes raza, ciudadanos normales pero con los pantalones suficientes para pelear por los sueños del pueblo paraguayo.

Me da lastima verte decir que la riqueza en Paraguay no se distribuye bien, La riqueza no se distribuye, imbecil, se gana con trabajo e inteligencia ¿o que, acaso no puedes?

Trabaja con entusiasmo, deja de hacer las cosas a medias, pero sobre todo ESTUDIA. LEE, no te quedes con el contenido digerido que te dan en la televisión, investiga. Los chinos van para arriba como potencia no porque sean muchos, sino porque ESTUDIAN, 8 de cada 10 profesionistas son ingenieros que desarrollarán tecnología.

Los japoneses no tienen petróleo ni recursos naturales más que cultivos de arroz, cerezas y mucho mar pero están años más avanzados que nosotros porque importan materias primas que transforman en teléfonos celulares, autos, computadoras, etc. Porque a pesar de estar geográficamente en medio de la nada están sumamente preparados.

"Cada pueblo tiene el gobierno que se merece". Piénsalo pero no dos veces, que no es tan difícil, gente ineficiente hace gobiernos ineficientes, no al revés.

Empieza a cambiar Paraguay hoy, apaga tu telenovela o el mediocre fútbol y lee un libro, o te da "kaigue" entonces no te quejes.

Ayuda a quien tengas al lado en lugar de meterle el pie en el camino, fíjate primero en tus propios actos antes que los demás.
 
Atentamente,

EL LEÓN DE TU BANDERA

Autor Anónimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada