13/6/11

Sapucái quiere ser un “Patrimonio de la Humanidad”


La comunidad de Sapucái, sus autoridades y Ferrocarriles del Paraguay SA (Fepasa) han transmitido a la Comisión Nacional de Cooperación con la UNESCO su decisión de postular a los talleres ferroviarios, junto con la “Villa Inglesa”, como “Patrimonio Industrial de la Humanidad”. La presentación oficial del proyecto se hará el miércoles.


Gigantescas ruedas de hierro y otros artefactos que esperan en Sapucái el momento de ser recuperados del olvido.

A principios de mayo pasado, nuestro diario reveló que el país había dejado pasar, con la inmovilización del otrora Ferrocarril Central Carlos Antonio López, una buena posibilidad de convertir dicho sistema ferroviario en un “Patrimonio de la Humanidad”, pero ahora se está tratando de recuperar parte de lo perdido a partir de la iniciativa de la comunidad y autoridades de Sapucái.   

La intención apunta a la restauración de los talleres ferroviarios que están en esa localidad y la conservación del conjunto de viviendas y otras instalaciones de la llamada “Villa Inglesa”, adyacente al sitio, a fin de postularlos en conjunto, y a la vez, como  “Patrimonio Industrial” y “Patrimonio Histórico”  de la Humanidad, según reveló a ABC Color el presidente de Fepasa, Marcelo Wagner.   

La fuente dijo que  Fepasa ya envió   una nota a la Comisión Nacional  de Cooperación con la UNESCO para solicitar oficialmente  apoyo para llevar adelante los trabajos de preparación de la postulación en cuestión.

La respuesta ha sido favorable y en consecuencia, para  el miércoles próximo se prepara una primera presentación, a modo de conferencia, por parte del citado estamento  conectado a la UNESCO, Fepasa y la Secretaría de Turismo (Senatur) a fin de dar  detalles del proyecto y plantear los primeros argumentos.

La principal riqueza de los talleres de Sapucái es su sistema de funcionamiento totalmente a base de la energía a vapor, que es producida por tres grandes calderas que todavía se conservan, relativamente en buenas condiciones, aunque necesitan trabajos de mantenimiento y algunas reparaciones.

También se mantienen en pie toda la transmisión de fuerzas por poleas, con sus grandes ruedas de acero, y los innumerables artefactos de otras épocas, que representan un valioso conjunto de nuestra historia nacional y un pedazo de la historia industrial mundial que ha quedado como congelado en ese rincón de la República.    

Apoyarán  MOPC, Cime y Fac. de Arquitectura

Consultado sobre si ya existen planes serios para los trabajos de recuperación del lugar, el titular de Fepasa dijo que independientemente a que los talleres logren el título patrimonial que confiere la UNESCO, la empresa ya ha acordado encarar las tareas necesarias en Sapucái con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), que pondrá los fondos en el marco del Bicentenario de la Independencia,  y ya  ha aceptado el ofrecimiento del Centro de Industriales Metalúrgicos (Cime).

En ese contexto, la parte de la maquinaria será encomendada al Cime y la  edilicia quedaría a cargo de la Facultad de Arquitectura, con la que  se tiene  un acuerdo de cooperación.

En Sapucái ya se trabaja desde hace un tiempo en la restauración de los antiguos almacenes con fondos donados por la Embajada del Japón en nuestro país. Estos proyectos pueden  ayudar también a revitalizar económicamente al lugar, que otrora vivía casi exclusivamente del ferrocarril.

Posibilidad perdida

En  1999, el   historiador Ian Thompson, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), pidió al Gobierno en nombre de 40  especialistas e instituciones  de  países de América, Asia y Europa conservar el ferrocarril para poder postularlo como “Patrimonio de la Humanidad”,  debido a que era el  último en el mundo que estaba siendo operado a vapor en un 100%. Nada se hizo y se perdió aquella oportunidad. Fuente ABC. Color

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada