13/6/11

Jorge Luís Borges gran conocedor del Paraguay


Jorge Luís Borges, tenía mucha información sobre el Paraguay, un país que pareció interesarle en sus largas conversaciones. Incluso se casó por poder en 1984 en nuestro país con María Kodama. Conocía y confesó haber leído varios libros sobre Gaspar Rodríguez de Francia. Pensaba sobre la Guerra de la Triple Alianza que Inglaterra fue el principal beneficiario de la destrucción del Paraguay. Dijo que es una pena que José Asunción Flores no haya vivido su exilio en París, quizá otro hubiera sido el destino de sus obras”. Falleció el 14 de junio de 1986.

Por Domingo Cabañas

Al cumplirse otro aniversario de su fallecimiento el 14 de junio de 1986. Jorge Luís Borges, fue un escritor argentino, uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y en el pensamiento humano, ha sido objeto de minuciosos análisis y de múltiples interpretaciones, trasciende cualquier clasificación y excluye cualquier tipo de dogmatismo.

Borges tenía mucha información sobre el Paraguay, un país que pareció interesarle en sus largas conversaciones. Incluso se casó por poder en 1984 en nuestro país con María Kodama

En una nota aparecida en el libro "La palabra, primer territorio de América", del periodista Armando Almada Roche, se nota que la erudición de Borges dejaba entrever que conocía aspectos muy señalados. En la referida entrevista le diría al periodista: " Yo sé decir en guaraní pyjharé porá y kuñataî porá

Yo era muy amigo del doctor Pablo Max Insfrán, muy amigo. Cuando yo quise saber la etimología de yaguareté, el verdadero tigre, le pregunté por qué llamaban yaguá al perro, si antes de los españoles no existían en América. Yo conocí a Pablo Max Insfrán en Texas, en la Universidad de Austin, donde fuí a dar unas clases." 

Conocía y confesó haber leído varios libros sobre Gaspar Rodríguez de Francia. "Dicen que él decía: "El Paraguay no quiere paz ni guerra con nadie.". Encerró al Paraguay, a hacha y martillo. Gracias a su política aislacionista desarrolló y enriqueció al país. Era un hombre muy culto."Más adelante agrega Borges: "El período de Francia lleva su sello que le da caracteres inconfundibles y lo distingue de todos los tiempos de la historia del Paraguay.". 

Borges pensaba sobre la Guerra Contra la Triple Alianza que "a pesar de ser yo pariente de Mitre y admirador de Gran Bretaña, reconozco que el Imperio británico fue, sin duda, el principal beneficiario de la destrucción del Paraguay de los López. 

Jorge Luís Borges escuchaba a Pink Floyd, Los Beatles y los Stones; aborrecía a Beethoven y a Gardel; tenía pasión por la comida japonesa y dejó de tomar vino cuando un amigo de su padre vaticinó que se volvería un "borracho perdido". 

Así lo reveló su viuda, María Kodama, en París, donde se expuso 130 fotos de los viajes personales del genial escritor argentino. 

"El decía que era sordo musical porque tenía sólo oído para la música de la palabra. Decía que Beethoven no le gustaba, lo que producía horror en la gente entendida, y creía que Gardel había arruinado el tango porque lo había hecho sentimental y llorón", recordó Kodama en una entrevista a BBC Mundo en París.  

En la revista dedicada al centenario de José Asunción Flores, un artículo del Prof. Dr. César Orué Paredes recoge una curiosa opinión de Jorge Luís Borges sobre la música de Flores.

“Siento mucho afecto por la música pero no tengo buen oído musical, decía el escritor argentino. Me gustan los tantos y las milongas. Y compuse "Milonga para Albornoz” con música de José Basso. En realidad, es un tango-milonga donde relato en versos la muerte del cuchillero Alejo Albornoz. Lo mataron en los bajos de Retiro, de tres puñaladas. Qué paradoja, ¿no?”.

Luego de una pausa, Borges siguió diciendo: “Fanny, mi ama de llaves, escucha siempre grabaciones de polcas, guaranías y chamamé. Ella es correntina y habla bien el guaraní, y gracias a su enseñanza aprendí algo de ese idioma. 

Hace poco me hizo escuchar ‘India’ y ‘Mburicao’, melodías de rara belleza que me permito compararlas con algunas composiciones impresionistas de Debussy. Por lo que usted me dice, es una pena que Flores no haya vivido su exilio en París, quizá otro hubiera sido el destino de sus obras”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada