18/11/10

Centro de Armadores denuncia boicot contra Paraguay en Argentina


Más de 2.000 contenedores a bordo y 5.000 en tierra están retenidos en puertos argentinos, debido a un boicot de la Prefectura Naval del país vecino y del Sindicato de Obreros Marítimos de la Argentina, según denuncia presentada por los armadores al presidente Fernando Lugo.

Los contendedores están repletos de carga destinada a nuestro país o que, habiendo partido del puerto de Asunción, deben realizar transbordos en puertos argentinos, según la nota presentada anteayer al presidente de la República. Agrega que a esta situación “se ha sumado también la negativa de los remolcadores de puerto de dicho país a prestar asistencia a cualquier embarcación paraguaya, para entrar o salir de dicha terminal, aduciendo que la negativa se debe a una imposición del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), en solidaridad con sus compañeros marítimos paraguayos agremiados en el Sindicato de Obreros Marítimos del Paraguay (SOMUPA)”.   

La denuncia, firmada por el presidente del gremio empresarial, Guillermo Ehreke, indica que, a pesar de que el SOMUPA fue inscripto en el Ministerio de Justicia y Trabajo recién el 10 de noviembre y de haber solicitado al Centro de Armadores Fluviales y Marítimos una audiencia para iniciar un “proceso de diálogo entre las partes” solo el viernes 12 de noviembre, las medidas de presión en puertos argentinos comenzaron hace ya un mes. “Este hecho –dice la carta al Presidente– demuestra la virulencia del ataque, ya que, treinta días antes de su vigencia como sindicato, ya se realizaban medidas de fuerza a su favor”.   

Graves consecuencias   

El CAFyM alerta al presidente Lugo sobre las consecuencias que el boicot en los puertos argentinos tendrá en la economía paraguaya. Entre dichas consecuencias, cita que muchas mercaderías previstas para las fiestas de fin de año no llegarán a tiempo a sus destinatarios, los comerciantes paraguayos, con el consecuente perjuicio que eso representa. Otro efecto serio derivado de los problemas creados por el SOMU al Paraguay es la fuerte caída de las recaudaciones aduaneras. Además, las trabas “significan un nuevo sobrecosto que se suma a nuestra mediterraneidad”.   

Advierte que, además de la pérdida total de las cargas de exportación perecederas, como la carne vacuna, este bloqueo está causando un incumplimiento masivo de contratos a los exportadores paraguayos. El Centro acusa de “terroristas sindicales” a los dirigentes del SOMU por el hecho de que la dificultad arbitraria que están creando a la flota paraguaya, a la larga “significará un potencial bloqueo a todo el comercio internacional de nuestro país como ya está ocurriendo en el presente, dando a los mismos un poder omnipotente sobre nuestro país”.   

Plan orquestado   

La carta especifica, asimismo, que la medida sindical argentina, así como las desmedidas exigencias de la Prefectura Naval Argentina, se han producido al mismo tiempo como si fueran fruto de un bien orquestado plan, muy poco tiempo después que los mismos sindicalistas que lo están gestando, declararan que Argentina volverá a corto plazo a plantar su bandera en la Hidrovía Paraguay-Paraná”. Ante esta situación, el gremio empresarial de fluviales, solicitó al gobierno del presidente Lugo que tome la “iniciativa urgente” de realizar los reclamos diplomáticos correspondientes a la República Argentina, así como cualquier otra medida que considere conducente, a fin de salvaguardar el sector que significa el conducto logístico del desarrollo económico nacional.
Fuente: ABC.Color

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada