10/9/11

El genio de la literatura paraguaya Natalicio Talavera

La funesta Guerra de la Triple Alianza fue atestiguada por los textos y poemas del gran escritor Natalicio Talavera, quien supo convertir las atrocidades de la guerra grande en valiosas piezas literarias que lo convirtieron en el poeta más importante de la primera República.

Natalicio de María Talavera, el primer poeta del Paraguay independiente, nació en Villarrica del Espíritu Santo, el 8 de setiembre de 1839, hijo de José Carmelo Talavera y de Antonia Alarcón.

Natalicio, quien luego se convertiría en el primer poeta épico del Paraguay, inició sus estudios en Asunción con el maestro argentino Juan Pedro Escalada, –quien enseñaba en Paraguay desde principios del siglo XIX– para luego ingresar a sus 16 años a la Escuela Normal dirigida por el español Idelfonso Bermejo.

En el año 1856 se funda el Aula de Filosofía, –también Idelfonso Bermejo era el encargado de la educación– donde Natalicio Talavera fue uno de los elegidos para integrar esta prestigiosa institución.

El aula de Filosofía tuvo a su cargo la impresión de publicaciones, como los que se encuentran entre los primeros periódicos del Paraguay, “El Semanario de Avisos y Conocimientos Útiles” (21-05-1853)  y la “Revista Aurora” (04-10-1860), denominada “Enciclopedia mensual y popular de Ciencias, Artes y Literatura” donde publicó varios ensayos.

Precisamente, “Aurora” se denominó la generación de pensadores surgidos en esta parte de la historia paraguaya, donde surgieron junto a Talavera, Juan Crisóstomo Centurión, Cándido Bareiro, Gumersindo Benítez y Andrés Maciel, todos pertenecientes del Aula de Filosofía.

Una vez iniciada la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870) Natalico Talavera se integra a las filas del ejército paraguayo, como corresponsal de guerra. Talavera enviaba sus crónicas sobre la contienda a través del telégrafo, que luego eran publicadas en El Semanario.

En 1867, en compañía de Juan Crisóstomo Centurión, funda en fecha 1-05-1867 el periódico de trinchera “El Cavichu’i”, editado por la imprenta del Ejército paraguayo. Este periódico se redactaba tanto en guaraní como en castellano y buscaba levantar la moral de los soldados en el campo de batalla. Sus páginas incluían caricaturas que satirizaban a los ejércitos enemigos.

Natalicio Talavera murió siendo muy joven, el 11 de octubre de 1867, a la edad de de 28 años, a causa de la peste del cólera que afectó a los soldados en las trincheras durante la contienda bélica. Sus restos fueron sepultados en el cementerio de Paso Pucú.

En su epitafio fue escrito:

La antorcha del saber brilló en su frente

E inspiración divina en su cabeza,

Siempre ostentó del genio la grandeza,

Que el tiempo no la pudo dominar:

La Patria y la Libertad fueron su anhelo;

Murió luchando por los santos lares,

Defendió con su pluma los Altares

Cual soldado que lidia hasta triunfar.

Por su participación y contribución al Paraguay durante la funesta contienda contra los países vecinos, Talavera recibió la condecoración de la Orden Nacional del Mérito.

En su honor se estableció la fecha 11 de octubre como “Día del Poeta Paraguayo”, en el año 1971.

OBRAS

Este genio de la literatura paraguaya dejó como legado diversos escritos, poemas patrióticos y hasta un himno, donde quedó plasmado para siempre el dolor que sintió al ver a su patria cruelmente invadida y atacada.

Entre sus aportes más significativos se destacan el extenso comentario al Tratado de la Triple Alianza, publicado en “El Semanario” el 11 de agosto de 1866 y la primera biografía del General José Eduvigis Díaz, el 16 de febrero de 1867. Fuente: Portal Guarani; Periódicos antiguos de la Biblioteca Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada