26/4/11

Ex vicepresidente Argaña ya estaba muerto antes de ser atacado a balazos


Raúl Barrios Rey y  Luís Recansens Molinas, chofer y secretario de Argaña respectivamente, quienes aseguraron que éste ya estaba muerto cuando su automóvil fue interceptado por un grupo de sicarios que lo atacaron a balazos. Argaña murió en la madrugada del 23 de marzo de 1999 en el apartamento de una amante. Recansens Molinas aseguró que él y un guardaespaldas trasladaron el cadáver hasta la residencia de los Argaña. Allí fueron convocados familiares y líderes políticos argañistas, entre ellos Nelson Argaña, y el ex presidente Duarte Frutos. Barrios Rey. Dijo que identificó plenamente a uno de los autores, el salvadoreño Héctor Orantes un ex empleado de la Senad.

Por. Domingo Cabañas

El ex chofer Barrios Rey, quien sobrevivió de milagro al atentado, acusó al entonces fiscal general del Estado, Oscar Latorre, ex abogado de los Argaña, de haberlo presionado en 1999 para que ocultara información sobre la muerte y reconociera a cuatro detenidos por la policía como perpetradores del ataque. Declaro a la revista brasileña Istoé.

Las nuevas versiones de Barrios Rey el testigo principal de aquella tragedia actualmente radicado en el Brasil, se reafirma en que decidió contar la verdad, fastidiado por las presiones y amenazas de los Argaña y su entorno. A toda costa, estos pretendieron que acusara del atentado a Lino Oviedo, Conrado Pappalardo, Víctor Galeano Perrone, entre otros, a quienes reputa inocentes.

Dice que identificó plenamente a uno de los autores, el salvadoreño Héctor Orantes (un ex empleado de la Senad), pero que los jueces y fiscales no actúan por apañar a los responsables. Declaro al diario ABC color

La versión de Luís Recasens, ex secretario del político, quien dijo en su oportunidad que él se encargó de transportar el cadáver de Argaña con otro personal desde un edificio de Perú casi Herrera, noveno piso, la noche antes del atentado.

Donde, antes de su deceso presumiblemente por un ataque cardíaco, se encontraba supuestamente en compañía de la conocida presentadora Fabiana Casadío y de otra pareja, un tal Bittar y la que fuera modelo Mónica Fleitas.

Recansens Molinas relató que Nelson Argaña le ordenó a él y al guardaespaldas que esperaran en una oficina. Luego escucharon dos disparos, detonados al parecer en la habitación donde estaba el cuerpo del vicepresidente.

Recansens Molinas y Barrios Rey dieron a entender que la familia Argaña y otros líderes políticos fraguaron la apariencia de un atentado para evitar la vergüenza de la infidelidad del vicepresidente y, a la vez, librarse de su principal rival: Oviedo.

Su muerte ocurrió varias horas antes  

Había señalado, en declaraciones a la revista brasileña Istoé, el paramédico Juan Manuel Cardozo González, al que se observa en la filmación, vestido de verde, transportando la camilla con el cuerpo de Argaña a la ambulancia.

Cardozo González, testigo privilegiado, declaró ante escribanía, posteriormente ratificado ante el juez: “El paciente no mostraba ningún signo de vida. Tenía palidez cadavérica y el cuerpo frío, razón por la cual le pregunté a la anestesista por qué se le entubaba (en la ambulancia), ya que el paciente no presentaba ningún signo vital en el monitor. La anestesista reaccionó a mi observación aplicándome un codazo y diciéndome que me callara porque ahí se encontraba el hijo del paciente (por Nelson Argaña)”.

Francisco Fabio Benítez Gómez (otro paramédico) dijo en declaración por escribanía confirmada ante el juez: “Al observar la palidez cadavérica del paciente me atrevo a palpar el pulso. No siento pulso y siento una frialdad en el antebrazo. Cuando me dirijo a mi compañera y le digo: ‘Mba’éreiko reambuceá (respirador manual) ko’ápe si ya omanóma’, donde ella me contestó en voz baja: ‘Callate nde estúpido’ y nos dirigimos a la sala de reanimación, donde termina mi servicio”.

Los principales protagonistas recibieron meteóricos ascensos.

Los hermanos Argaña se autoadjudicaron los más encumbrados cargos en el nuevo Gobierno. Icho Planás fue ministro de Obras Públicas, Walter Bower fue ministro del Interior y de Obras Públicas, el Dr. García Varesini fue nombrado director del Hospital de Itauguá, el juez Jorge Bogarín fue nombrado juez especial del caso Argaña, el fiscal Marco Alcaraz llegó al cargo de fiscal general adjunto.

El abogado de los Argaña, Germán Oscar Latorre, fue nombrado fiscal general, el fiscal Gustavo Amarilla fue nombrado juez de sentencia, el juez Gustavo Ocampos (pariente político de los Argaña) fue ascendido a camarista.

Lincoln Alfieri fue nombrado embajador en Sudáfrica, donde dicen que dejó una enorme deuda. A Calé Galaverna le adjudican haber acumulado una fortuna incalculable. Luis Alfieri fue nombrado encargado de la vicepresidencia. Juan Ernesto Villamayor llegó a secretario general de la Presidencia.

El misterioso caso de la muerte de Argaña.

Ahora que se cumplieron doce años de la muerte del vicepresidente Luís María Argaña reviven muchas preguntas sin respuestas relacionadas al caso.

¿Por qué la camisa de Argaña estaba blanca pese a recibir balazos en zonas donde las venas de los órganos internos generalmente estallan en sangre?

¿Por qué Argaña está recostado hacia la ventana de donde provinieron las balas cuando lo lógico es que la fuerza de los proyectiles lo tiene que impulsar hacia el extremo contrario? 

¿Por qué en la autopsia, los médicos amigos de la familia solo extraen dos balas cuando en el expediente del caso reportaron oficialmente cinco?

¿Por qué se bañó de sangre la camisa del chofer del vicepresidente Argaña pese algunos proyectiles que no acabaron con su vida?

¿Por qué se llevó al herido (vicepresidente de un país) a una lejana clínica y no un cercano moderno hospital como el Francés o al ultramoderno Sanatorio Italiano que se encuentra a pocos metros del escenario donde se produjo el atentado?

¿Por qué no fue querellado Luís Recasens Molinas, secretario privado de Argaña, quien dijo que el atentado fue una farsa? Dijo que su jefe murió en otro lugar, en un departamento, en compañía de su amante. Quien responsabilizo de los hechos a Nelson Argaña, Icho Planás, Walter Bower y Juan Carlos Galaverna, a quienes calificó como “esos cuatro locos”

¿Por qué no se investigaron las afirmaciones del ex chofer de Argaña, Víctor Barrios Rey, quien dijo que el vicepresidente ya estaba muerto cuando se produjo el atentado? Dijo que identificó plenamente a uno de los autores, el salvadoreño Héctor Orantes un ex empleado de la Senad.

¿Porque ahora que Lino Oviedo esta libre no actúa contra los que injustamente le tuvieron años en la cárcel acusándole del magnicidio? ¿Porque los parlamentarios de Oviedo no hablan del caso magnicidio?

¿Por qué no se investigaron las falsas declaración firmada por Gumercindo Aguilar? Que fue utilizada por la embajadora norteamericana de aquella época en Asunción, Maura Harty, como la gran prueba que estaba esperando el Departamento de Estado, en Washington, para que sus agentes en Paraguay pongan en marcha el plan de renuncia del presidente Cubas a fin de que el entonces presidente norteamericano Bill Clinton reconozca al nuevo gobierno encabezado por Luís Ángel González Macchi, quien estuvo en la Presidencia de la República del Paraguay desde el 28 de marzo de 1999 hasta el 15 de agosto del 2003.

La declaración falsa firmada por Aguilar, que habría sido redactada por un periodista bajo las órdenes de un par de abogados y un juez del caso, contenía incoherencias y contradicciones que permitieron demostrar que el caso Argaña fue una farsa mal montada. Así lo confirman las instrumentales de un juicio iniciado por quien en vida fuera combativo abogado Hermes Rafael “Rambo” Saguier.

La muerte de Argaña derribó a un gobierno constitucional y lo reemplazaron por uno ilegítimo y usurpador. Sus beneficiarios se han enriquecido de manera sorprendente. Hasta hoy unas 9 madres paraguayas siguen llorando la muerte de sus hijos, en los crímenes de la Plaza del Congreso, gritan no a la impunidad, al olvido y ruegan que nunca más se intente instalar una dictadura en el Paraguay. Es lícito entonces preguntarse que ocurrió. 

2 comentarios:

  1. SOLO PUEDO DECIR QUE SI ESTE SEÑOR DIJO ESTO HOY QUE ESTA EN LA CARCEL POR MENTIROSO Y CAMBIAR LA VERDADERA HISTORIA, DEBERIA DE UNA BUENA VEZ DECIR LA VERDAD DE LO CONTRARIO SE EXPONE A OTRA QUERELLA POR DIFAMACION Y CALUMNIA QUE LO DEVOLVERA A LA CARCEL YA QUE AHORA ACEPTA QUE ESTABA VIVO EL SEÑOR VICEPRESIDENTE, JUEGA CON LA FAMILIA QUE UN DIA LIBRINDO TRABAJO Y CONFIANZA, QUE CLACE DE SER HUMANO ES? POR QUE NO SE ENMIENDA Y PIDE PERDON POR AYUDAR A TORCER LA VERDAD SI TARDE O TEMPRANO SE SABRA

    ResponderEliminar
  2. Este tipo lo mas seguro que se vendio a los autores morales por eso dijo tantas mentiras inventando muchas historias que ningun fiscal le creyo, por mi que se pudra en la carcel, ahi tendra tiempo de enmendar sus mentiras y pedirle al mismo señor argaña que le perdone por decir tantas mentiras oscureciendo la verdad y dando paso a que los autores morales salgan libres, arrepientete mal hijo paraguayo que traicionaste a tu patron, diciendo tantas pavadas

    ResponderEliminar