29/10/11

Los pobres siguen pobres a costa de nuevos ricos en el país


El Paraguay bajo el gobierno de Lugo va camino a su recta final. Definitivamente no logrará reducir la pobreza pese a ser la administración que más dinero regaló por medio del subsibio. Al contrario, los dos millones de pobres, si no hallan trabajo en el lapso de un año, van camino a engrosar la lista de quienes viven en la extrema miseria. Eso sí, éste gobierno pasará en la historia como uno de los que más rápidamente logró enriquecer a sus más cercanos colaboradores.



Es una pena comprobar que el Gobierno que prometió el cambio vea terminar su tiempo de mandato sin hacer lo que debía hacer por los más carenciados del país. La única receta para salir de la pobreza es el trabajo digno para que las cabezas de familias puedan educar, vestir y dar de comer a sus hijos. Contrariamente, Lugo y su equipo prefirió la búsqueda del voto y comenzó a repartir subsidios olvidando la receta básica de que la pobreza se combate con empleo.

Ya en el primer trimestre del gobierno de Lugo se veía venir que la inversión privada sería golpeada. Fue cuando quienes le votaron atacaron al símbolo de la agro industrial: a Frutika, y luego al simbolo de la producción agrícola: al Grupo Favero, como una forma de demostrar desacuerdo con quienes invierten y trabajan en el Paraguay. Esos hechos fueron mensajes claros para quienes tenían ganas de invertir en el país bajo el amparo del nuevo gobierno que asumía. Obviamente, la violencia que veían hicieron que se instalaran en otras naciones.

Buscando el aplauso fácil, la suma de votos y la perversidad de instalar un ideología, comenzaron a repartir dinero. Los millones que se presupuestaron a nombre de los pobres no lograron el objetivo. Ese dinero terminó, mayormente, en el bolsillo del makatero, en el cajón del almacenero por la caña que logró vender y poco o nada sirvió a las familias. Hasta logró afectar la cultura del trabajo, porque muchas familias dejaron en segundo lugar sus chacras esperando sentado con las manos extendidas que venga el dinero de Lugo.

Hoy los pobres en Paraguay siguen tan pobres como antes. La única diferencia que logró el gobierno de Alianza Patriótica para el Cambio es generar nuevos ricos. Ellos son quienes rodean el Palacio de Gobierno. Vean cómo están algunos liberales luguistas. Miren como están quienes hablan como izquierdistas y recaudan con la derecha. Vean a otros de las otras agrupaciones cómo viven luego de pasar meses con problemas para pagar la luz, el agua y hasta el pago por paternidad responsable.

Es una pena lo que se desperdició y que éste gobierno ya no tiene condiciones de repararlo. Más lamentable aún es ver que quienes dejaron a los luguista el país pobre, hoy quieran venderse como la solución, más aún cuando vienen de la mano de personas que estafaron al pueblo beneficiándose con dólares preferenciales. Desde nuestro semanario alentamos al Paraguay a saber discernir y que en el 2013 hagamos la mejor elección en beneficio de esa gran franja de compatriotas que necesitan. Fuente Neike


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada