18/12/10

Macri ya cosecha apoyos por sus dichos

Biondini le envió una carta a la embajadora de Bolivia considerando “inaceptable y agraviante” el pedido de disculpas que le reclamó a Macri. Sostuvo que lo del jefe de Gobierno había sido una legítima defensa de la soberanía.

Cuatro días después de las primeras declaraciones de Mauricio Macri sobre la ocupación del Parque Indoamericano, repudiadas por xenófobas por todo el arco político y social, el jefe de Gobierno porteño sumó un aliado incondicional a su cruzada para extirpar inmigrantes morochos de la ciudad: Alejandro Carlos Biondini.

Se presentó el lunes en la Embajada de Bolivia con una carta en la que consideró “inaceptable y agraviante” el pedido de disculpas reclamado por la embajadora Leonor Arauco, coincidió con Macri al calificar de “ilegal y descontrolada” a la inmigración desde el país vecino, que vinculó con “hechos delictivos” y “flagrantes violaciones al territorio y a la soberanía”, y pidió a los diplomáticos de Evo Morales que “agradezcan a nuestra noble Nación Argentina” el buen trato dispensado. 

Las palabras de Macri no implican una manifestación de xenofobia “sino únicamente el ejercicio de nuestra legítima soberanía nacional”, celebró.
El jueves pasado, en sus primeras declaraciones sobre la ocupación del parque en Villa Soldati, Macri responsabilizó de incidentes y muertes a “todo este avance de la inmigración ilegal, donde se oculta el narcotráfico y la delincuencia”, y advirtió que no iba a negociar “con personas que cometieron un delito”. 

Luego reformuló el exabrupto: habló de “una inmigración descontrolada, combinada con narcotráfico y mafia”. “Tenemos que pararla, sancionemos leyes que eviten esta situación. En estos momentos hay que demostrar coraje”, se infló. Citó como ejemplo a Brasil, donde los militares combaten a los narcos y vinculó automáticamente inmigración con delito. “Todos los días llegan cien, doscientas personas de la mano del narcotráfico y la delincuencia”, dijo.

La Embajada de Bolivia rechazó luego “las desaprensivas declaraciones” de Macri. Biondini se tomó el fin de semana para pulir la carilla, que según su sitio web presentó el lunes. Se dirigió a la embajadora como “Arauco Le Maitré” y se presentó como “presidente del Centro de Difusión Casa Patria”, director y conductor del programa Alerta Nacional y “uno de los referentes del nacionalismo argentino”. 

Repudió el reclamo de disculpas porque Macri –a quien evitó mencionar– dijo “lo que todos sabemos y podemos comprobar diariamente, que Argentina sufre una inmigración ilegal y descontrolada que procede en gran parte de Bolivia y que muchos de esos inmigrantes ilegales son protagonistas de hechos delictivos”.

En el segundo punto acusó al ejército de Bolivia de una “inadmisible invasión” en Salta, que “se complementó con la entrada violenta a una Escuela Argentina, con el robo de maquinarias y elementos de un Establecimiento Rural Argentino y con la instalación de sembradíos ilegales por parte de obreros bolivianos en un Campo Argentino”, siempre con mayúsculas para realzar la argentinidad. 

“En otras palabras, millones de Argentinos estamos esperando las Disculpas Públicas de su gobierno”, reclamó, y aclaró que los dichos de Macri no implicaban xenofobia. Por último, pidió que “agradezcan a nuestra noble Nación Argentina por el trabajo, las viviendas, la alimentación, la salud pública y la educación gratuitas, que centenares de miles de sus connacionales encuentran y disfrutan en nuestro país”. Fuente Pagina 12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada