5/12/10

Empresa canadiense está en plena exploración de uranio en Caazapá

Yuty, Caazapá. Andrea Morínigo, Néstor Soto. Enviados especiales. Luego de una suspensión total de los trabajos en el año 2009 y gran parte de este año, la exploración del uranio ha cobrado vida nuevamente y en la pequeña comunidad de San Antonio, Yuty, volvieron las actividades mineras. La empresa Cue Resource a través de la subsidiaria Transandes SA ya se encuentra en pleno reinicio de sus actividades exploratorias.

Hasta el momento, ya se pudieron concretar cinco pozos exploratorios y el director de proyecto, el canadiense Tim Marlow, adelantó que antes de fin de año tienen por objetivo de llegar a unas 30 perforaciones. La extensión concesionada es de más 230.000 hectáreas.

Un equipo de La Nación pudo presenciar todo el proceso de exploración, desde la preparación del terreno, la perforación, pasando por la extracción de muestras y el análisis geológico del componente del suelo yuteño.

El día 11 de noviembre, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) otorgó una prórroga de un año para la exploración del mineral ubicado en Caazapá. Por el momento, los empresarios anunciaron perforaciones de 4.000 metros más al inicio de las actividades del 2011, que será en el mes de febrero. Para fin de año, habrán completado 3.500 metros, según el cronograma que dieron a conocer.

“Antes de empezar un estudio económico, tenemos que estar muy seguros de qué es lo que hay bajo tierra”, explicó Marlow, aún dejando en claro de que la existencia del uranio ya no está en discusión. Un año más de exploración es lo que está previsto en el programa de actividades de Transandes. De ahí en más, según la ley, deberán entrar en la etapa exploratoria.

En ese sentido, el empresario explicó que el mercado del uranio no será Paraguay, donde ni siquiera se va a procesar el mineral. “Pretendemos montar una planta acá para extraer el uranio y comercializarlo”, precisó.

PASOS

El proceso es relativamente simple, al menos si se tienen todas las herramientas para explorar el suelo que contiene uranio. Los directivos de la empresa eligen ciertos lugares específicos para realizar la perforación, que es preparada por varios trabajadores para facilitar el ingreso de la máquina para penetrar el suelo.

El siguiente paso es la perforación, cuyo fin es la extracción de trozos del suelo en las distintas profundidades, que luego son analizados por geólogos. Éstos determinan la composición exacta del material y estiman la cantidad de uranio que lo compone. Todos los resultados son registrados gracias a modernos sistemas de análisis y almacenamiento de datos, que posteriormente la empresa debe poner a disposición del MOPC.

En este emprendimiento se están utilizando dos tipos de perforadoras. Una de ellas, denominada “de diamante”, extrae muestras en forma de barras circulares. La otra contiene aire comprimido, lo que le permite sustraer muestras soplando con bastante presión.

Sobre el uso

Según especialistas, el principal uso del uranio es la obtención de combustible para los reactores nucleares que producen el 17% de la electricidad obtenida en el mundo. En los 441 reactores existentes en el año 2005, se utilizaron 68.500 toneladas de uranio en el 2003 y 66.600 toneladas en el 2004 con una previsión del 2% de aumento en los siguientes años. 

El uranio empobrecido es usado en la producción de municiones perforantes y blindajes de alta resistencia y los estabilizadores de uranio empobrecido para aviones, satélites artificiales y veleros. Además, la adición de uranio sirve para la creación de cristales verdes o fosforescentes en amarillo. El U238 (Uranio) es convertido en plutonio en los reactores reproductores. El plutonio puede ser usado en reactores, o en armas nucleares. Algunos accesorios luminosos utilizan uranio, del mismo modo que lo hacen algunos químicos fotográficos (nitrato de uranio).

Fertilizantes de fosfato a menudo contienen altos contenidos de uranio natural, debido a que el mineral del cual son hechos es típicamente alto en uranio. Fuente La Nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada