12/3/11

Martín Fierro en contra de la Guerra de la Triple Alianza



A partir de 1862 se unifica y organiza la Argentina de la mano del Presidente Mitre quien posibilita el triunfo definitivo de la llamada civilización y la democracia, acceso masivo de la inmigración europea y de capitales extranjeros fundamentalmente los de origen inglés, todo ello favorece la construcción de un país progresista, blanco y culto capaz de llevar a cabo su proyecto.

Pero para ello necesitó reprimir todo elemento de rebeldía popular inclusive incursionar sobre territorios de países hermanos como en el caso particular del apoyo brindado a su aliado uruguayo, el dictador Venancio Flores quien se suma al proyecto liberal, también de carácter antinacional y pro inglés.



Por. Domingo Cabañas 

Mitre necesita de la guerra para consolidar su figura, su estrecha visión porteñista y proeuropea, su apoyo hacia intereses económicos de la ciudad puerto Buenos Aires, no le permitieron visualizar la realidad circundante, llevando al pueblo a una guerra sin sentido.

Debió nutrir su ejercito con jóvenes reclutados por la fuerza y así marchar contra la nación paraguaya; tal fue la impopularidad de tal acción que en la región del litoral argentino fue festejado cada triunfo de los patriotas paraguayos sobre las tropas de los aliados.

"...Usted nos llama para combatir al Paraguay. Nunca general, ese pueblo es nuestro amigo, llámenos para pelear a porteños y brasileños, estamos pronto..." (Ricardo López Jordán carta al Gral. Urquiza Abril de 1865 citado por Carcamo Ramón Guerra contra el Paraguay" Bs.As. 1941)

Aquí debemos tener en cuenta los sucesos acaecidos en las propias fuerzas de la Triple Alianza datos tales como la desbandada producida en la caballería del mismo general Urquiza (03-7-1865); la sublevación en la Ciudad de Rosario del Batallón que venía marchando desde Córdoba (08-71865) hechos que no hacen más que demostrar la impopularidad de esta guerra tan ajena a los intereses y sentimientos de los pueblos que fueron empujados hacia el conflicto por cuestiones totalmente alejadas de su propia realidad.

Tal es así que el propio JOSE HERNÁNDEZ (Martí Fierro, nieto de paraguaya) al referirse a este hecho sostenía "...en nombre de la democracia, habéis atentado contra ella pretendiendo imponer a otros pueblos nuestros principios, aunque ellos hablasen en nombre de los beneficios de una civilización que se anuncia con la muerte y la destrucción, en nombre de la independencia habéis conspirado contra la independencia de un pueblo.."

Cuantas razones pueden encontrar en estas afirmaciones pensadas para un hecho acaecido en el siglo pasado y sin embargo tan vigente hoy.

"...como puede llamarse guerra de regeneración para el Paraguay la que estamos sustentando, arrebatando palmo a palmo el territorio y pasando adelante solo sobre los cadáveres de sus defensores..."(José Hernández comentario Periódico Ríos de la Plata del 24-8-1869)

cuanto mas podríamos decir sobre este vergonzoso conflicto.

"...guerra premeditada, guerra estudiada, guerra ambiciosa de dominio, contraria a los santos principios de la Unión americana..." ("Viva la Unión Americana" en Manifiesto del General F.Varela a los pueblos americanos Potosí 1868).

Pero aún resulta difícil entender la opinión de aquellos que sustentaron el proyecto liberal del 80 como lo fue el propio Alberdi quien se expresara de la siguiente forma:
"...las guerras exteriores de la Argentina no son mas que expedientes suscitados a propósitos, ya por la Una (Bs.As.), ya por la otra (las provincias) fracciones para encontrar la solución interior que cada una desea. Son guerras civiles en el fondo...como la presente (contra el Paraguay). 

La Triple Alianza es la liga de tres enemigos natos, cada uno de los cuales desconfía mas de su aliado que del enemigo...encierra tres políticas, siendo cada política, domestica en sus miras, para cada aliado...Flores no tiene otro enemigo que los blancos, Mitre no tiene mas adversario en vista que las provincias y Don Pedro II no tiene mas enemigo que la ex republica de Rió Grande (Juan B. Alberdi El Brasil ante la democracia de América Paris, 1869)

Acompañando el pensamiento de Alberdi, el escritor Olegario Víctor Andrade, sostenía que:
"...extranjeras van siendo las propiedades rurales, extranjero el comercio, hasta extranjero el idioma...la raza argentina sucumbe...una banda de exterminadores se ha diseminado por todos los ámbitos de la republica. Su obra de destrucción no tiene termino...la republica del Paraguay ha perdido militares y millares de sus bizarros hijos..." (Escritos Históricos-Políticos BsAs. 1867).

¡Argentinos todos! ¡Llegó el día de mejor porvenir para la Patria! A vosotros cumple ahora el noble esfuerzo de levantar del suelo ensangrentado el Pabellón de Belgrano, para enarbolarlo gloriosamente sobre las cabezas de nuestros liberticidas enemigos!

Compatriotas: ¡A las armas!… ¡es el grito que se arranca del corazón de todos los buenos argentinos! ¡Abajo los infractores de la ley! Abajo los traidores a la Patria! Abajo los mercaderes de Cruces en la Uruguayana, a precio de oro, de lágrimas y de sangre Argentina y Oriental!

¡Atrás los usurpadores de las rentas y derechos de las provincias en beneficio de un pueblo vano, déspota e indolente! ¡Soldados federales! nuestro programa es la práctica estricta de la Constitución jurada, el orden común, la paz y la amistad con el Paraguay, y la unión con las demás Repúblicas Americanas. ¡¡Ay de aquél que infrinja este programa!!

¡Compatriotas nacionalistas! el campo de la lid nos mostrará al enemigo; allá os invita a recoger los laureles del triunfo o la muerte, vuestro jefe y amigo.

Felipe Varela
Campamento en marcha, Diciembre 6 de 1866.

En 1879, el Dr. Alberdi, en conversación en Paris con el Dr. Ernesto Quesada, le decía en relación a la Guerra de la Triple Alianza: “Para consolidar tal “Redención” y uniformar el país en ese sentido, los hombres de Buenos Aires se enfeudaron a la política brasilera, y fomentaron la revolución Oriental de Flores.

El escándalo de Paysandú, terminaron con el tratado de la triple alianza para arrasar al Paraguay y obligar a las provincias, su capa de la guerra internacional y merced al estado de sitio, a someterse a la política porteña.

Consideré tal guerra como el más funesto error histórico y la mayor calamidad para nuestra nacionalidad, por eso la combatí desde el extranjero, como lo hicieron Guido Spano y lo mismo Navarro Viola.

Que como verdadero patriota, debía mostrar a nuestras provincias el abismo que conducía tan monstruosa guerra, contraria a los intereses verdaderos de Plata y que solo serviría al Brasil para debilitar a sus linderos del Sud, consolidar su influencia agresivamente imperialista y legalizar sus usurpaciones territoriales…”.


BIBLIOGRAFÍA Rins, Cristin - Winter, Maria Felisa LA ARGENTINA UNA HISTORIA PARA PENSAR Kapeluz 1998,.-Paso, Leonardo. COMPENDIO DE HISTORIA ARGENTINA. Directa Bs.As. 1993.-Galazo, Norberto LA LARGA LUCHA DE LOS ARGENTINOS BsAs. 1995GUIA DEL TERCER MUNDO 1991/1992 Dir. Bissio,Roberto Instituto del Tercer Mundo Montevideo 1993.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada