18/3/11

Ley sobre Trabajo Benefícia a Empleada Domestica Paraguaya en Argentina

En la Argentina, la mayoría de las empleadas domesticas son paraguayas y serán beneficias con la nueva Ley sobre trabajo, la Cámara baja aprobó por unanimidad y giró al Senado un nuevo régimen para las empleadas de casas particulares, que incluye vacaciones pagas, licencia por maternidad, aguinaldo e indemnización por despido, al equiparar los beneficios del personal doméstico con el del resto de los trabajadores en relación de dependencia. 

Por. Domingo Cabañas


La iniciativa aprobada el día 16 de marzo de 2011, que modifica el régimen de trabajo de las empleadas de casas particulares establece nuevas condiciones laborales para las empleadas que realicen tareas de limpieza pero también para quienes se dediquen al cuidado de otras personas. 

Se trata de un proyecto que propone limitar la jornada laboral a 8 horas, basado en el texto enviado por la presidenta Cristina Kirchner, en marzo de 2010, en conmemoración del Día de la Mujer. 

De esta manera, las empleadas de casas particulares podrán gozar de una licencia de tres meses “comenzando 45 días antes del parto”, mientras que el pago del salario correrá por cuenta de la ANSES, como ocurre en cualquier otro trabajo en relación de dependencia.

Incluye vacaciones pagas, licencia por maternidad, aguinaldo e indemnización por despido, al equiparar los beneficios del personal doméstico con el del resto de los trabajadores en relación de dependencia. 

La iniciativa, aprobada por 193 votos, establece una modificación de la ley de contrato de trabajo y propone limitar la jornada laboral a 8 horas e incorpora la licencia por maternidad, jubilación y vacaciones para todas las empleadas.

El 85,7 por ciento de las empleadas domésticas no están registradas
Limpian, cocinan, planchan y cuidan chicos. Son parte de uno de los gremios con mayor precarización laboral en Argentina y están casi invisibilizadas, aunque de ellas depende que sigan trabajando muchos otros ciudadanos.
En Argentina, más de un millón de personas trabajan en empleos domésticos, es decir casi el 10% de las personas asalariadas. La amplia mayoría son mujeres (98.6%) y el 85,7% trabajan sin estar registradas.
Esto les impide tener garantizados los derechos laborales básicos y las deja en una situación de alta vulnerabilidad. Vacaciones pagas, aguinaldo, licencia por maternidad o por enfermedad, quedan a la “buena voluntad” y posibilidad de la familia empleadora, según el sitio web de la AFIP. (www.afip.gov.ar.)  
Características Generales de la Migración Paraguaya
Sabemos, que existen migraciones definitivas y estaciónales o temporales. La prolongada o definitiva, generalmente se hace de áreas rurales a urbanas, aquí se verifica la mayor proporción de mujeres en cuanto a inmigrantes primarias. 

Toda la bibliografía consultada coincide en afirmar que Paraguay tiene una migración crónica. 

La migración paraguaya fue siempre intensa, pero con el correr del tiempo se convirtió en una de las más numerosas. La migración paraguaya hacia el exterior siempre se relaciona con la Argentina. 

Como ya dijimos, uno de los mayores aportes migratorios y posiblemente en esta última década, con un destino privilegiado es Buenos Aires. Antes de los años 70 no se tiene referencia de la migración primaria femenina ni aún la producida en el mismo país.

La mayor muestra de la movilidad territorial es el índice de masculinidad de Paraguay, el cual es de 66,9. La migración paraguaya es de baja calificación. En el censo de 1970 se obtuvo que solo un 7,4 % de las mujeres migrantes paraguayas habían cursado 10 ó más años de estudio. 

El hecho de migrar y de incorporarse a un nuevo mercado de trabajo, no es como se dice necesariamente un cambio en su nivel de instrucción. Se deduce que las mujeres se emplean en el servicio doméstico. 

De acuerdo a la diferenciación anteriormente descripta de la migración internacional, respecto a las características de estacionalidad (relacionada con las tareas de gastronomía, hotelería, y servicios en general) ingresan al país solo en épocas determinadas, o por plazos cortos.

La migración paraguaya tendría la característica de ser una migración de mediano plazo, donde se ubicarían los que se trasladan con determinados objetivos, por un período de varios años (acumulación de capital, estudios formales), y luego regresan. 

La diferenciación entre lo estacional, definitivo y de mediano plazo está basada en sus motivaciones, comportamientos y lo que si es difícil hacer es una cuantificación de cada uno. 

El incremento de la población migratoria paraguaya sería de 5.000 a10.000 personas por año, constituyendo el 1% de la población total de la Argentina la que estaría distribuída en diferentes sitios, según un estudio de la OEA con relación al censo 2010 realizada en Argentina.

Habría de esta manera en Capital y área metropolitana un 31% de inmigrantes paraguayos por consiguiente se deduce, que el 60% de la población extranjera limítrofe es paraguaya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada