27/8/13

Tacuatí: “en vez de salud y educación, nos mandan militares”

En Tacuatí  los militares ya tienen la orden para actuar, el decreto del Poder Ejecutivo se firmó el sábado y se dio a conocer el lunes. El intendente mencionó que pobreza hay en muchas partes “pero acá hay gente en situación de extrema pobreza. Caminos que faltan asfaltar, fuentes de trabajo. Existe temor de que se repitan atropellos y abusos hacia inocentes. Denunciaron que militares fueron a interrogar a niños en la escuela Inmaculada Concepción. Tienen un aspecto que asusta, con pasamontañas, y los niños tienen miedo. Fueron a preguntarles, por ejemplo, ustedes no saben dónde está el EPP.


Denunciaron que militares fueron a interrogar a niños en la escuela Inmaculada Concepción. Fuente: Serpaj Paraguay

Respecto al entorno copado por el cultivo extensivo de soja expresó que en 10 años los pobladores terminarán al borde del río Ypane. Para el cura párroco los problemas sociales son tan extremos que “Tacuati no tiene futuro”. En el asentamiento Tacuati Poty la voz sonante es: en vez de salud y educación, nos mandan militares, antes de que luchar contra la pobreza esto parece una guerra contra los pobres”. En esta crónica, lo que vio la comitiva de defensores de Derechos Humanos en su visita del sábado 24 de agosto.

En una humilde construcción pintada de fuerte amarillo, letras grandes inscriptas al tope de la edificación explican: Municipalidad de Tacuati. El intendente Orlando de Vaca a simple vista es un poblador más. Luego de escuchar el objetivo y las preocupaciones que impulsaron la visita, explicó que la ley de seguridad y defensa no es competencia de la Municipalidad. “Yo como representante tengo que acatar la ley que nos viene”, dijo.

“Lo que veo es que no hay abuso ni sobrepaso con la gente sobre todo si las mismas personas no comenten errores con la justicia. Desde el martes ya contamos con la presencia de militares. Ellos están dando asistencia ahora”, fueron las expresiones del intendente que al final de la jornada, luego de la visita al asentamiento, quedaron en contraste. La gente expresó que tienen nota con mesa de entrada a la Municipalidad donde cuentan al intendente de los atropellos que sufrieron en los últimos allanamientos.

Temor de que se repitan atropellos y abusos hacia inocentes
El intendente mencionó que pobreza hay en muchas partes “pero acá hay gente en situación de extrema pobreza. Caminos que faltan asfaltar, fuentes de trabajo…Yo ya me entrevisté con el Presidente Horacio Cartes y dice que va a asistir a Tacuati en temas sociales”.

Tomando esto, la comitiva le expresó que la preocupación es que a esa situación de extrema pobreza en que se encuentran los asentamientos, casi aislados, con falta de apoyo productivo, se podría sumar un problema más que tiene que ver con el abuso y el uso de la violencia contra personas inocentes.

“Por lo general, la experiencia es que cuando las FF.AA. incursionan lo hacen arremetiendo contra personas inocentes. Por eso nos acercamos a usted, para decirle que quedamos a disposición en caso de que esto ocurra y estaremos observando de cerca la situación”, fue lo último expresado desde la comitiva de defensores de DDHH.

 “Tacuati no tiene futuro”
Giancarlo Nava, italiano, es cura párroco de Tacuati. En la cálida casa donde reside junto a dos religiosas de la misma congregación, recibió a la comitiva. “Acá existe un aislamiento social, falta de ruta, hambre, miseria, problemáticas bastantes densas y complicadas. En Tacuati falta un programa social grande. La ausencia del Estado es en todos los niveles. No hay políticas sociales, lo cual es violación de DD.HH.” fue la síntesis de su análisis respecto a los males que aquejan a la zona.

“Cuando llueve acá no se sale y no se entra” acotó la hermana Rosalba en alusión a la deplorable situación de los caminos. Respecto a la militarización aclaran que no pueden dar una opinión acabada pues no es un campo de su dominio. Sin embargo expresaron que tuvieron ya mucha experiencia con lo que derivó del caso de secuestro y asesinato de Lindstron.

En ese sentido, agregaron que sería importante que las autoridades revisen resultados de operativos anteriores a ver qué quitaron. “Seguramente no es la solución a los problemas de Tacuati. Según experiencias anteriores tal vez no vaya a servir. La realidad que les toca vivir hoy a pobladores es pesada, no viven una normalidad”, concluyó.

“Todo tacuateño es EPP
Que se descomponga la fotocopiadora de la casa parroquial deriva en un casi martirio pues no hay técnico disponible cuando mencionan las coordenadas de la zona. “El técnico no vino al saber que el problema quedaba acá”. Lo mismo les pasó con su conexión a internet cuando falla. La anécdota sonó cómica de entrada, sin embargo basta ponerse en la cotidianeidad de esta comunidad para entender que no tiene nada de gracioso. “Si decimos que somos de Tacuati, dicen que sos EPP”, fue la afirmación en la que las religiosas y el religioso estuvieron de acuerdo.

En esta misma línea, ya en Tacuati Poty, una mujer exresó que “me inquita y me enoja lo que veo en la tele”. El asesinato de Lindstron ocurrió a 2000 metros del actual destacamento militar, sin embargo se puso de referencia a la comunidad, cuando que eso queda a 30 km. más o menos de donde ocurrió. El asesinato de los 5 guardias ocurrió en Azotey, si bien se considera en los límites del departamento de San Pedro, linda con Concepción. Pero la referencia, una vez más, fue Tacuati, se quejaron.

Destacamento militar
En el destacamento militar de Tacuati no solo aguarda un contingente de militares, sino de periodistas que hacen guardia ahí. Desde el asesinato de las 5 personas de la Estancia Cororó, aguardan por primicias. Ante la visita de la comitiva de DDHH insistieron con la repetida y amañada pregunta de ¿por qué se no se expidieron sobre los asesinatos del EPP?

La comitiva fue recibida por ambos grupos. El Tte.Cnel. Benítez escuchó las preocupaciones de que se puedan cometer desbordes hacia civiles inocentes, que la historia reciente guarda registro de atropellos hacia derechos fundamentales en este tipo de operativos. Le dijeron, además, que ante la aprobación de las modificaciones a la ley de seguridad, el temor es que se profundicen los abusos de parte de los organismos estatales.

Las y los defensores de DDHH recordaron al El Tte. Cnel. Benítez las denuncias de allanamientos violentos y amenazas a niños y niñas con armas de fuego. Al final agradeció la visita de la comitiva, se mostró abierto a que se conozca el destacamento y pidió disculpas por no poder emitir opiniones.

“En Tacuati Poty se vive una tensa calma”
El martes 20 de agosto se instaló la presencia militar en Tacuati. La ciudad sitiada de militares, las malas experiencias anteriores con policías y las prácticas de tiro que se escuchan hasta los asentamientos, los mantiene en “una tensa calma”, como ellos y ellas mismas pintan su cotidianeidad actual.

“Las personas que tienen su chacra no pueden ni siquiera ir a traer mandioca porque tienen miedo. Nos puede llegar alguna bala pérdida independientemente a que haya intencionalidad o no. Ya es fea la situación económica y va ser peor si ni siquiera podemos irnos a nuestra chacra a trabajar, no podemos sacar nuestro mbaysebo (tártago), ese es nuestro único sustento de vida. Tal vez ese sea el objetivo generar miedo en la población y que salgamos de aquí”, dijo una pobladora.

Y si todo eso fuera poco, mencionan, nadie puede trabajar cuando el helicóptero sobrevuela bajito aquí, (nda idegustoi upeva). Luego del asesinato del señor Lindstron las y los pobladores habían contado sus testimonios de allanamientos en que la misma policía les señalaba que su posición abierta de cuestionar las fumigaciones y el avasallamiento de la soja, los convertían en sospechosos del formar parte del EPP.

“No estamos en contra de que hagan su trabajo, pero pedimos que sea en forma. Con la mala experiencia que tuvimos con la policía, esto nos da mucho miedo. Para nosotros no son garantía la fiscalía ni la policía por eso. Tenemos miedo que ellos mismos planten pruebas contra nosotros, entre otras cosas”, dijeron.

Denunciaron que militares fueron a interrogar a niños en una escuela
“Tenemos una queja, a 50 metros de mi casa hay una escuela. Ayer (viernes 23 de agosto) estuvieron allí (los militares), en la escuela Inmaculada Concepción. Tienen un aspecto que asusta, con pasamontañas, y los niños tienen miedo. Fueron a preguntarles, por ejemplo, ustedes no saben dónde está el EPP.

Con lo que ya tenemos una educación débil, los niños pasan frío, se van con hambre, niños con parásitos, apenas se van a la escuela tras una educación y el Estado, en vez de enviarnos una educación de calidad nos envía represión, eso es lo que vemos, porque esto también es una represión para niñas y niños.

En busca de qué vienen a las escuelas a interrogar a niñas y niños, ¿cómo van a usar lo que ellos (niños y niñas) mencionen? Si los niños le dicen están allí, ¿ellos van a ir a actuar sobre eso? Si así van a actuar, la situación va ser más grave. Si van a venir a hacer su trabajo tranquilamente la comunidad no los va a molestar. Lo que ocurre es grave, vienen a molestar a los docentes


La comitiva fue integrada por representantes de la CODEHUPY, el Servicio Paz y Justicia – Paraguay (SERPAJ Py), el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer – Paraguay (CLADEM Py) y la Fundación Andrés Rivarola Queirolo (FUNDAR).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada