28/8/13

A 5 años del informe de Verdad y Justicia, dos ex leales al dictador están como ministros

Bernardino Soto Estigarribia (ministro de Defensa) fue miembro de la escolta presidencial de Alfredo Stroessner y Eladio Loizaga (ministro de RR.EE.) fue promotor del XII Congreso Anticomunista Latinoamericano. “Ya estamos curados de espanto” manifestó el activista de DD.HH. e investigador de la Comisión Verdad y Justicia, Federico Tatter


Al recordar los 5 años de la presentación del informe de la Comisión Verdad y Justicia sobre las violaciones a los Derechos Humanos cometidos por la dictadura Stronista, consultamos a Federico Tatter, víctima de la dictadura Stronista y ex investigador de la comisión su parecer sobre esta fecha y sobre la presencia de dos Stronistas en el gabinete de Cartes.

Al respecto manifestó: “El informe de la Comisión Verdad y Justicia fue muy importante en su momento, en la presentación hace 5 años, creo que teníamos una apreciación más o menos común con diferencias por supuesto, entre los que llamábamos en ese momento sectores democráticos, progresistas y de izquierdas que históricamente veníamos luchando por la vigencia plena de los Derechos Humanos en el Paraguay.

Pensábamos que este informe era un paso importante hacia la internalización de los Derechos Humanos en un Estado Democrático que no lo venía asumiendo.” Agregó: “En el periodo inmediatamente posterior en la que asume un presidente luego de 60 años de hegemonía del partido Colorado existía esa visión, que hoy es absolutamente diferente.

Abordó algunos aspectos de los Derechos Humanos cuando que estos derechos son transversales, universales y simultáneos. O se los aborda todos o no se los aborda. Es decir hubo un abordaje light por parte del Estado en ese momento y con escasa, casi nula incorporación de las recomendaciones de la Comisión de Verdad y Justicia, más de 177 recomendaciones.

Llegamos así más de 2 años luego de esa gestión que se llamó del ‘Cambio’ y no pasamos del 15% del cumplimiento parcial de esas recomendaciones, con muchas dificultades.

“Si bien no se planteó el tema de la negación del proceso dictatorial, sí hubo dentro de ese gabinete de Lugo incluso expresiones que hablaban de minimizar el fenómeno de las graves violaciones de los Derechos Humanos con la siguiente sentencia: ‘ya pasó nio’.” Destacó.

Añadió: “Otra visión un poco más elaborada, pero más embromada diría yo era ‘sí es grave lo que ocurrió pero no es la prioridad, hoy la prioridad es otra’. Eso fuimos recibiendo como contestación de parte del Estado democrático en el periodo de Lugo, es decir entre una visión superficial y minimizadora.

Porque convengamos que ese gabinete democrático también tenía estronistas en su composición, desde militares estronistas, hasta algunas personalidades, incluso el primer viaje de Lugo a USA se lo organizó nada más y nada menos que Conrado ‘Teruco’ Pappalardo.”

Más adelante expresó: “Es decir que estamos curados de espanto con la inclusión de estronistas en los gabinetes. Esto no es una novedad. Hay un proceso que viene luego de la presentación del informe donde el Estado no lo toma como prioridad, toma otras causas nacionales como el tema de la recuperación de la soberanía energética.

Algunas que ese estamento político consideró importante llevar a cabo, lo cual era muy importante, pero por ejemplo temas tan importantes como la recuperación de bienes mal habidos que si estaba en el informe de la Comisión Verdad y Justicia o el tema del impulso fuerte a la Reforma Agraria que si estaba en el informe de la Comisión no fueron, en efecto, tomados como causas nacionales y fueron abordados de forma muy tangencial.

Tal es así que durante el periodo democrático anterior no se recuperó una hectárea de tierra mal habida. Esa es la realidad dura y cruda en términos de resultados.”

“Obviamente el proceso posterior es aún mucho peor, todo cambia nuevamente y para peor luego del 22 de Junio de 2012, con una ciudadanía desmovilizada y desarticulada, con visiones a veces de gabinete de la realidad nacional, viene un golpe a la democracia en Paraguay y a la región.

Hoy estamos viviendo un periodo con casi el mismo estatus que el periodo dictatorial anterior a 1989, con algunas garantías más, pero vemos que el estamento político está dispuesto, incluso con el apoyo de sus partidos, en reducir aún más de lo que están reducidas, las garantías constitucionales.” Puntualizó.

Para Tatter el hecho que estén estronistas en el gabinete de Cartes no hace la diferencia, porque todos los gabinetes anteriores también han tenido estronistas en su gabinete, “y lastimosamente el del ‘Cambio’ también.” Dijo. Según fuente E’a


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada