26/8/13

En Azote’y, al menos 6 mil personas "no tienen siquiera para comer"

El distrito señalado como de influencia del EPP tiene a casi la totalidad de sus pobladores en la extrema pobreza. El gobernador de Concepción dijo que iniciaron la entrega de víveres. Ahora que los militares fueron a la zona norte, la más empobrecida del todo el país, el Gobierno de Horacio Cartes aprovecha para entregar alimentos a los pobladores de esa zona que se encuentran en la total miseria.


Así se encuentra el puente que une los distritos de Nueva Germania y Tacuatí, a la vera del río Aguaraymi, en San Pedro. Fuente: www.paraguay.com  

“Azote’y tiene una población de diez mil personas, de los cuales en extrema pobreza se encuentre el 60 por ciento, que ni siquiera tienen para comer”, afirmó Luis Urbieta, gobernador de Concepción.

“Hay muchísima gente en situación de extrema pobreza, por eso debemos tener un plan de contingencia. A través de la secretaría de emergencia nacional estamos llevando algunas provisiones para mitigar esa necesidad porque esta gente ni siquiera para comer un día tiene”, completó el gobernador.

Consultado del por qué se tuvo que llegar hasta esta situación de total abandono para asistir a estas personas, Urbieta refirió que “siempre se pusieron excusas” desde el Gobierno central para ayudar a estos pobladores en situación de pobreza extrema.

Incluso, entiende que por este motivo “un sector de la población” se inclinó por el “uso de las armas”, según dijo en referencia al denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Para el gobernador, el desafío es muy grande en esa zona del país en atención a que la presencia del Estado debe darse en diferentes órdenes: tanto de infraestructura, salud, educación y en materia de producción. Estas cuestiones les devolverán la confianza de la gente a las autoridades, algo que se ha perdido hace mucho tiempo, según admitió el gobernador de Concepción.

Similar situación de abandono se vive en otros distritos como Loreto y  Sargento José Félix López, Puentesinho. “Los pobladores de esa zona no pueden ni siquiera salir de allí por falta de caminos, tanto para el acceso de servicios especializados de salud”, apuntó.

“La presencia del Estado empieza por los caminos vecinales, que están totalmente destruidos, los distritos están totalmente aislados, los niños no pueden ir a la escuela, la producción agrícola está totalmente parada”, mencionó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada