23/4/12

Diputados hablan de juicio político y recuerdan que tienen poder


La renovación del Poder Judicial sigue siendo el motivo que persiguen los políticos en busca de una “justicia para todos”. La Cámara de Diputados, nada sabía del plan orquestado en el Senado para iniciar la polémica que ponía frente a frente a dos poderes del Estado. 

                                  Diputados con el poder del juicio político

Se reconoce la necesidad imperiosa de una justicia más barata, los parlamentarios se prendieron del debate que genera la Resolución de la Cámara de Senadores que hoy esta en manos del Consejo de la Magistratura.

Juicio Político

La historia cargada de reuniones y conspiraciones se pone en marcha en un país donde los espacios políticos se juegan, se ganan o se pierden. El ambiente político reconoce que la crisis desatada nace por el interés de sectores que también desean ministros que “responda” al reclamo ciudadano. 

Los diputados, desde un inicio han puesto como vía constitucional válida para destituir a los ministros de la Corte Suprema de Justicia, la figura del Juicio Político. De esta manera, ante la crisis buscaban un punto intermedio donde no se interprete que no estar de acuerdo con la medida del Senado significa defender a los cuestionados ministros de la máxima instancia judicial. 

Carlos Soler, vicepresidente de la Cámara de Diputados, afirma que “el juicio político se inicia por la Cámara de Diputados, tenemos que buscar mecanismos que permitan calmar las aguas, existen opiniones a favor y en contra, pero mientras la política siga perneando en la justicia así nos irá”, indicó el diputado Soler. 

El artículo constitucional que avala el juicio político como medida de destitución, es apoyada por todos las bancadas en Cámara de Diputados. La decisión de la mayoría de los Senadores fue calificada por la Diputada Desiree Masi como inoportuna y “estamos defendiendo la constitucionalidad e institucionalidad de la República, no a los ministros de la Corte”, afirmó la legisladora.

Números

La Constitución Nacional establece que para iniciar el juicio político es indispensable contar con la acusación de la Cámara de Diputados que se logra por mayoría de dos tercio. Normalmente, en estos casos donde los temas son delicados, los 80 diputados acuden a participar obligando de esta manera a contar con 53 votos para acusar a los ministros. 

El partido colorado, esta representado por 32 diputados, los liberales 29, Unace 12, Patria Querida 4 y el Frente Guasu 2 y Desiree Masi del Partido Demócrata Progresista. Con este panorama, el acuerdo político se impone para conquistar los votos que aseguren una acusación que sea juzgada por el Senado.

Cuoteo

No es extraño decir que detrás de estos intentos de cambios en la Corte Suprema, esta el interés político que mira y busca ubicar al “mejor” en el cargo. Tener un ministro de Corte con respaldo político sigue siendo un “buen negocio”.

Hasta ahí todo marchará bien dentro de una negociación, pero de seguro que las cosas se pondrá mas tensa cuando se hable de cuantos ministros podrán "recomendar" los partidos políticos para hacer una distribución "equitativa" de los cargos. Fuente: 5días

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada