24/4/12

Alegre y Llano necesitan autorización

La convención liberal debe autorizar las eventuales concertaciones y alianzas electorales para 2013, impulsadas actualmente por Blas Llano y Efraín Alegre, cada uno por su lado. Este último podría postularse fuera del partido, por lo que estaría desobligado de lo que resuelvan los convencionales del PLRA. 

Alegre y Llano posaron abrazados en la última convención del PLRA, el 30 de abril de 2011. Actualmente ni se hablan. Fuente: ABC Color.

Mientras el senador Blas Llano, presidente del PLRA y candidato presidencial proclamado por el Tribunal Electoral partidario, busca una alianza electoral con el Frente Guasu y Unace, Efraín Alegre impulsa una concertación con Patria Querida y Partido Demócrata Progresista (PDP). En ambos casos, la Convención del PLRA debe autorizar por resolución, recordó ayer el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), al hacer mención a lo establecido en el Código Electoral.

El organismo electoral recordó además que el cronograma electoral establece que los partidos y movimientos que acuerden concertaciones para las elecciones generales solicitarán al TSJE el reconocimiento respectivo hasta el 15 de noviembre. Es decir, el PLRA deberá convocar antes de noviembre a su convención para que la misma autorice las alianzas o concertaciones.

Renuncia al PLRA
Efraín Alegre no confirma ni asegura que se postulará por el PLRA para el 2013. El ex ministro de Obras Públicas explicó que se encuentra analizando con Rafael Filizzola (PDP) cuál será el mejor camino para llegar juntos al 2013. Se menciona que Alegre podría renunciar a su partido para conformar la “tercera vía” con Patria Querida, PDP y otros sectores del Frente Guasu, como el Encuentro Nacional.

De salirse del PLRA, Efraín no tendría ya el apoyo de su correligionario Federico Franco, vicepresidente de la República. Sin embargo, el fin de semana pasado, Alegre aseguró que no renunciaría al partido. También señaló que no acompañaría un eventual llamado a una convención partidaria, paso infranqueable para que se autoricen las alianzas y concertaciones electorales.

El temor del efrainismo, en cuanto a participar de una convención, es que los llanistas tendrían mayor número de convencionales, que podrían resolver que se respeten los resultados de la consulta del 1 de abril, en la que Llano fue proclamado ganador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada