8/1/12

El voto en el exterior dejó de interesar al Congreso


El Parlamento da muestras de estar en contra del voto en el exterior. Para el referéndum, los legisladores autorizaron US$ 7 millones, y ahora que los migrantes pueden sufragar, cortan el dinero para las inscripciones y cajonean proyectos que facilitarían el registro de los compatriotas en el padrón.


                    Comunidad paraguaya en los festejos del bicentenario en la Av. Mayo

Los partidos políticos al parecer ahora buscan darle la espalda al derecho de votar de los migrantes paraguayos. Antes del referéndum, los principales dirigentes partidarios se comprometieron públicamente a apoyar la consulta nacional, donde se decidió otorgar el derecho al voto a los compatriotas que residen en el exterior. Incluso, a mediados del año, el Congreso aprobó una ampliación presupuestaria de G. 30.000 millones a favor de la Justicia Electoral para llevar adelante la consulta nacional.    
   
A casi tres meses de que los mismos políticos destinaran millones en campañas publicitarias de concienciación a favor del voto en el exterior, hoy la situación es totalmente distinta. Los diputados, de quienes nació la iniciativa de modificar la Constitución a favor de los migrantes, cajonearon hace más de un mes el proyecto de ley que iba a permitir que los compatriotas en el exterior se inscriban en el registro cívico (requisito para sufragar) con sus pasaportes. Hasta ahora solo pueden empadronarse con su cédula, pero la mayoría la tiene vencida. El proyecto incluso autorizaba las inscripciones en 2012 desde este mes y no en marzo como lo establece el Código Electoral.    
   

Los senadores no se quedaron atrás

Los senadores también mostraron que ya no les importa el derecho al voto de los migrantes, muy por el contrario de lo que decían en octubre. Los miembros de la Cámara alta eliminaron del presupuesto 2012 de la Justicia Electoral G. 65.000 millones, destinados al programa “Voto en el exterior”.    

   

El monto citado iba a ser destinado al viático de los inscriptores, reuniones informativas, pasajes y otros gastos de traslado. Los senadores, en vez de reducir el presupuesto para el programa, lo eliminaron directamente, interrumpiendo el plan de inscripción 2012. 


En esta situación, los compatriotas en Argentina, Europa y EE.UU. no podrán votar en 2013. Hasta ahora ningún legislador tampoco dio una alternativa para seguir con el registro y habilitación  de los migrantes para el 2013. Según el TSJE, una alternativa sería la inscripción vía internet, tal como se hace en otros países. Fuente ABC. Color

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada