20/2/12

Anuncian juicio sucesorio sobre US$ 2.000 millones de los Stroessner


El fallecido ex dictador Alfredo Stroessner Matiauda y su extinto hijo Gustavo Stroessner Mora dejaron una fortuna estimada en unos 2.000 millones de dólares que serán objeto de la reactivación de un juicio sucesorio, anunció el abogado Mario Benítez Acuña, representante de una ex víctima del stronismo.



Los bienes del finado ex dictador y su también difunto hijo, ex coronel de aviación, fueron detectados en documentos y demás evidencias que forman parte de dos grandes procesos tramitados durante los últimos años ante la justicia, indicó el profesional.    

Uno de esos juicios es el de la sucesión del ex mandatario, que recientemente sufrió una “parcial cocinada” ante una “chicana” admitida por magistrados que deberán ser enjuiciados, sostuvo el abogado.    

El otro caso es el que se había iniciado al ex aviador y difunto militar, en cuya documentación figuran datos de empresas, tierras, inmuebles y cuentas secretas en bancos de Suiza y de otros países, añadió Benítez Acuña.    

El abogado es representante legal de Geraldo José Osta Sarubbi, hijo del capitán Geraldo Osta Mendoza, quien junto a su familia sufrió persecución del dictador Gral. Alfredo Stroessner (1954-1989), según constancias enseñadas por el profesional de derecho.    

Benítez Acuña había logrado la apertura del juicio sucesorio del ex dictador  tras presentar una copia oficial del certificado de defunción de Stroessner Matiauda, quien falleció el 16 de agosto de 2006 en  Brasil.

Al juicio sucesorio se presentaron más de una veintena de ex víctimas del régimen stronista, indicó el abogado al  explicar que la “cocinada” del expediente de la sucesión del ex dictador se consumó entre diciembre del 2011 y la feria judicial de enero del 2012 mediante un escrito del camarista Raúl Gómez Frutos, integrante del Tribunal de Apelaciones en lo Civil y Comercial, 4ª Sala, quien actuó como preopinante.    

Pese a ser recusado por la pública amistad que Gómez Frutos mantiene con Graciela Stroessner, hija del extinto dictador, en vez de apartarse del caso, el camarista se aferró al expediente de la sucesión y dispuso el archivamiento, contó Benítez Acuña.    

Reveló que al escrito de Gómez Frutos se adhirieron los camaristas Óscar Paiva Valdovinos y Carlos Escobar, y que posteriormente se presentó como heredero Enmanuel Manzur Stroessner, residente en Brasil, solicitando el archivamiento del expediente, pedido admitido por los citados magistrados.    

Benítez Acuña dijo que la admisión de ese planteamiento irregular permite, “gracias a Dios”, la reapertura y el reimpulso del juicio sucesorio así como la unificación del mismo con el expediente de la apertura de la sucesión de los bienes de Gustavo Stroessner a favor de las víctimas del stronismo.    

“Se puede hacer un solo expediente juntando los juicios sucesorios del padre (el ex dictador) y el hijo (Gustavo) porque están en línea directa” de la descendencia y ascendencia, explicó Benítez Acuña.    

Al ser consultado sobre el monto de la fortuna de ambos fallecidos, el profesional dijo poseer informes de que el ex dictador y su primogénito dejaron una fortuna estimada “en unos dos mil millones de dólares o más”.   La infografía que acompaña a esta nota revela parte de los  bienes detectados. Fuente. ABC. Color

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada