12/7/12

MOPC constata que argentinos están construyendo canal sin autorización


Las máquinas que construyen un nuevo ducto para hidratar al colmatado canal argentino del río Pilcomayo están trabajando. Así lo constató ayer la delegación del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y del Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) que sobrevoló la zona del Proyecto Pantalón. 

                                      Fuente. Ultima Hora

Salyn Buzarquis, ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, corroboró que las autoridades argentinas empezaron a trabajar sin que el Gobierno paraguayo dé su visto bueno, es decir, en forma unilateral. El Proyecto Pantalón es el que busca dividir el río Pilcomayo en dos canales (Argentina y Paraguay), los cuales tienen que llevar el 50% de las aguas a cada país.

Sin embargo, desde su construcción, el canal argentino llevó una mayor cantidad del líquido vital, hecho que ya había generado reclamos en años anteriores.En esta ocasión, la Gobernación de Formosa está construyendo un desvío, de manera unilateral, 200 metros más arriba de la embocadura del canal original.
Buzarquis comentó que esto es una violación de los tratados vigentes firmados por Argentina y Paraguay, dentro de la Comisión Binacional del Ministerio de Relaciones Exteriores. 

La Cancillería paraguaya ya envió un reclamo a su par argentino. Hasta el momento no hubo respuestas, dijo Luis Fernando Ávalos, director paraguayo de la Comisión Binacional del Pilcomayo.

SIN PERJUICIOS. 
Buzarquis comentó que, si bien las máquinas están trabajando constantemente, aún no está operativo el desvío argentino. Esto hace que el canal de Paraguay, (de 100 metros de ancho) esté recibiendo el 100% de las aguas bajas y medias beneficiando a toda la zona del Estero Patiño.

Responsabilizó a los argentinos de no limpiar su canal, lo que les obligó a hacer el desvío. El ducto tiene 40 metros de ancho y no representa un mayor peligro para el territorio paraguayo. Lo que molestó al Gobierno nacional es que se haya hecho en forma inconsulta, cuando las cancillerías tenían que negociar esto.

Artur Niedhammer, representante de la ARP ante la Comisión Pilcomayo, manifestó que el enojo es comprensible, dado que cuando Paraguay tuvo problemas en su canal, los argentinos no permitieron que se hagan trabajo similares para enviar más agua al lado paraguayo.

"LO QUE MOLESTA ES CÓMO PROCEDIERON"
"Hay que darle la tranquilidad a la ciudadanía, a los productores y decirles que vamos a tener agua sin dificultades, porque algunos comentaban que la canalización hecha por los argentinos de manera unilateral iba a llevar el 80% de las aguas. Eso no es así, porque nuestro canal principal es más grande, está más limpio y estamos sobre una pendiente favorable. Tendremos agua; lo que molestó es la forma en que procedieron los argentinos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada