16/10/13

Goli estaría involucrado en el asesinato de González Rojas

El nieto del dictador y sus defensores se jactan de que tiene las manos “limpias”. Sin embargo, un informe de la Comisión de Verdad y Justicia lo involucra en un asesinato. Quisieron hacerlo quedar como accidente de tránsito, pero la bala en la cabeza y los rastros de tortura en los restos del estudiante Rodolfo González Rojas sacaron los hechos a la luz.


Goli Stroessner, reivindicando la figura del dictador que hizo torturas y desaparecer a unas 20 mil personas. Fuente ea.com.py

El presidente Horacio Cartes afirmó que le tiene una alta “estima” al nieto del dictador Alfredo Stroessner. Los sectores que defienden al ex senador Alfredo Gustavo “Goli” Stroessner Domínguez, actual candidato a ocupar la representación paraguaya en la Organización de Naciones Unidas (ONU), aseguran que el mismo no tiene la culpa ni responsabilidad de las atrocidades cometidas por su abuelo.

Sin embargo, varios hechos lo involucran en actividades que apañaron las actividades delictivas de su abuelo. “Goli” fue parte de la operación de blanqueo de los bienes que el dictador usurpó al Estado paraguayo, así también está involucrado directamente en un presunto caso de asesinato.

Que parezca un accidente

Según registros de la Comisión de Verdad y Justicia, Goli estaría involucrado en el asesinato de Rodolfo González Rojas, un joven de 26 años de edad, soltero, estudiante del tercer año de Derecho en la Universidad Nacional de Asunción, además era dirigente del movimiento antidictatorial Frente de Estudiantes de Derecho (FED).

A las 5 de la mañana del 10 de abril de 1986, le comunican a la familia que Rodolfo había tenido un “accidente de tránsito” que le produjo la muerte. Unos días antes de su fallecimiento, Rodolfo tuvo una áspera discusión con el nieto del dictador, Alfredo “Goli” Domínguez Stroessner -quien luego invertiría su apellido-, a quien le habría gritado que su abuelo era un dictador.

En la noche del 9 de abril de 1986 Rodolfo había salido como siempre hacia la facultad, no regresando a dormir, lo cual llamó la atención de sus familiares.

Raramente, el Dr. René Molinas, en su peritaje como médico del Policlínico Policial “Rigoberto Caballero”, obvió que Rodolfo tenía alojado en la cabeza una bala calibre 22 y un golpe que le produjo fractura de la base del cráneo, además de otros signos de tortura y heridas que no eran producto del accidente, como primeramente calificó el galeno, según el informe de la CVJ. Esto fue desmentido en la posterior autopsia practicada por el Dr. José Bellasai, quien representaba a la facultad de medicina de la UNA.

Un soldadito que estaba de guardia cerca del lugar del supuesto accidente, había relatado cómo el escarabajo de Rodolfo era empujado hasta hacerlo chocar contra un naranjo, el primer vecino que auxilió y trasladó al policlínico a Rodolfo, dijo que aún respiraba, pero que en el trayecto falleció, este hecho ocurrió en las calles 25 de Mayo y Eligio Ayala de la ciudad de Asunción.

El caso nunca fue esclarecido. Los datos aportados por la CVJ corresponden a recopilaciones de publicaciones bibliográficas y periodísticas en donde consta la denuncia de familiares y compañeros de Rodolfo González Rojas.

La Comisión de Verdad y Justicia considera confirmada la denuncia sobre la ejecución extrajudicial de Rodolfo González Rojas.

Operación blanqueo

Alfredo “Goli” Stroessner junto a sus hermanos Diego y  Humberto, se hicieron herederos de la fortuna usurpada al Estado por el dictador, por medio de una operación de blanqueo.

Ante el inminente embargo de sus bienes en 1994, el exiliado dictador Alfredo Stroessner otorgó un poder especial a su nieto Alfredo Gustavo Stroessner Domínguez (Goli) para vender las propiedades que estaban a su nombre a la firma Sur Inmobiliaria, representada entonces supuestamente por Pascual Ros Orts y Geoffry Lloyd Bishop.

En corto plazo, la empresa blanqueadora pasó a manos de los nietos, obteniendo Goli Stroessner la presidencia de la misma, mientras la Vicepresidencia cayó en manos de Diego Domínguez Stroessner y Humberto se quedó como uno de los directores titulares junto a su hermana Graciela. La empresa fijó como capital social G. 3.500.000.000.

Los implicados fueron denunciados ante la Fiscalía por el defensor de derechos humanos y víctima de la dictadura Martín Almada, por asociación ilícita para delinquir, producción de documentos públicos de contenido falso y ocultación de bienes.


La misma quedó estancada en el Ministerio Público, fue archivada por un juez. Varios bienes adjudicados por Alfredo Stroessner son de entidades públicas como la Comisión de Administración Puerto Stroessner, creada durante su régimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada